Obras en casa, ¿qué debemos saber?

Es una situación en la que todos nos hemos visto alguna vez, indeseable tanto para el involucrado como para los vecinos, pero inevitable en muchos casos. Las obras en casa son molestas y pueden dar pie a conflictos con la comunidad, por lo que, en general, lo mejor que puedes hacer es dejarte aconsejar por administradores de fincas en Las Palmas de Gran Canaria. Dicho lo cual, existen algunas recomendaciones que nos pueden ahorrar algunos problemas, tanto legales como de convivencia.

Notificar y respetar, lo más importante

La cuestión más relevante es la parte legal, y es lo primero que tendremos que abordar. Si queremos efectuar una obra tendremos saber que, en virtud de la Ley de Propiedad Horizontal, no podemos alterar espacios comunes ni poner en riesgo la estructura del edificio. Deberemos notificar nuestra reforma al ayuntamiento y a la comunidad, indicando el tipo de obra para que nos den el visto bueno sobre sus características, y añadiendo información de carácter informativo sobre las molestias que vayamos a ocasionar. Es recomendable comunicar horarios de trabajo para facilitar la adaptación, y pedir disculpas por adelantado será de agradecer.

El tema de los horarios y los ruidos es muy importante: en función de las normas de nuestra Comunidad Autónoma, los horarios estarán limitados de una forma o de otra, así como el ruido máximo. Además, habrá que responsabilizarse de los daños ocasionados por los obreros, por lo que más nos vale controlar que no ocasionen ningún desperfecto.