¿Se puede prohibir el alquiler turístico por la comunidad de propietarios?

Cada vez son más las personas que deciden destinar sus viviendas o segundas residencias para el alquiler turístico o vacacional, sobre todo tras el auge de plataformas como Airbnb en los últimos años. Si tienes dudas con respecto al mismo, lo más aconsejable es que consultes a un administrador de fincas en Maspalomas.

La prohibición del alquiler turístico

Muchas comunidades de vecinos muestran al administrador de fincas sus dudas con respecto a esta situación, ya que hay quienes quieren prohibir el uso de las viviendas como alquileres turísticos.

De acuerdo a lo establecido en la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, se contempla un arrendamiento diferente al uso residencial del inmueble, haciendo referencia al arrendamiento para un uso de vacaciones o turístico. La propia ley excluye a esta actividad de su ámbito de aplicación.

Sin embargo, se deben tener en cuenta las modificaciones que fueron introducidas por el Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler a la Ley de Propiedad Horizontal. En ella se introdujo el número mínimo de votos que se requiere para prohibir o limitar la actividad de alquiler turístico de una vivienda.

En todo caso, en la Ley de Propiedad Horizontal no se habla de una prohibición total sin causa justificada. Para que pueda ser prohibida, por lo tanto, se debe demostrar que se trata de una actividad molesta para la comunidad de vecinos. En cualquier caso, conviene acudir a profesionales en caso de duda.